27.5 C
Irapuato
martes, mayo 21, 2024
spot_img

160 aniversario de la batalla de Puebla

La Batalla de Puebla fue un combate por la defensa de la soberanía y de la dignidad del pueblo de México, librado el 5 de mayo de 1862 en las cercanías de la ciudad de Puebla, durante la segunda invasión francesa a México. El pueblo mexicano se enfrentó valientemente, bajo el mando del General Ignacio Zaragoza, al ejército profesional del Segundo Imperio francés, dirigido por Charles Ferdinand Latrille. El resultado fue la victoria contundente de los mexicanos. Este hecho se convirtió en símbolo de soberanía e independencia nacional, contribuye a la construcción de la identidad del pueblo mexicano y hasta la actualidad significa libertad, autonomía e independencia, y fortalece el nacionalismo de la población mexicana en el territorio nacional y en el extranjero. Es significativo que el 5 de mayo se puede señalar como la principal celebración que conmemora la población mexicana en los Estado Unidos de América, siendo confundida incluso por el día de la Independencia, a la cual también le han sumado la celebración del Día del Orgullo Latino. En la Batalla del 5 de mayo el mando francés concentró su esfuerzo en el Fuerte de Guadalupe, por lo que lanzó un primer embate a este punto. A pesar de la superioridad en armamento de las fuerzas de Lorencez, y el apoyo de militares del bando conservador mexicano, estos fueron detenidas por las tropas nacionales. El ataque francés hacia el Fuerte de Guadalupe se repitió dos veces más, sin embargo, los soldados mexicanos lograron rechazarlos en ambas ocasiones y provocar con ello la retirada francesa

 

Este conflicto armado surgió como consecuencia de la grave crisis que dejo la Guerra de Reforma, guerra civil que aconteció en México del año de 1858 a 1861, librada entre conservadores y liberales, éstos últimos liderados por Benito Juárez, lograron sobreponerse y triunfar, haciendo valer la legalidad llegan a la presidencia instaurando las Leyes de Reforma, que incluían la separación de la Iglesia y el Estado, la nacionalización de los bienes eclesiásticos y la libertad de cultos. Sin embargo, los estragos de la guerra y la negativa de los conservadores y la iglesia de apoyar la reconstrucción económica del país, así como de otorgar préstamos al gobierno liberal, llevo al gobierno de Benito Juárez en julio de 1861 a solicitar un plazo de dos años para el pago de deudas originada entre liberales y conservadores, situación que fue rechazada por Francia, Inglaterra y España firmando la Convención de Londres donde acordaron enviar militares a México. Ante dichas amenazas, Juárez invitó a resolver la situación mediante un diálogo diplomático entre las naciones, y el entonces Secretario de relaciones Exteriores Manuel Doblado logro que tanto España como Inglaterra se desistieran del pacto de guerra, asentando los acuerdos en los Tratados de La Soledad, donde el gobierno mexicano se comprometió a realizar los pagos correspondientes. Sin embargo, el gobierno francés con su afán expansionista aprovechando la delicada situación en la que se encontraba el país no cumplió con lo pactado y comenzó una invasión armada en México. En abril de 1862, con el apoyo del bando de los conservadores mexicanos, los franceses emprendieron, desde Córdoba, Veracruz, la campaña militar hacia el centro de la República. La primera batalla importante donde el ejército mexicano venció tuvo lugar el 28 de abril en las Cumbres de Acultzingo, Veracruz, el siguiente lugar en la ruta a la capital era la ciudad de Puebla

Artículos relacionados

Siguenos

30,441FansMe gusta
72SeguidoresSeguir
316SeguidoresSeguir
3,281SeguidoresSeguir
207SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -

Ultimas Noticias