13.6 C
Irapuato
miércoles, marzo 29, 2023
spot_img

Talavante en hombros, El Payo lesionado y Sanromán se salva de grave percance

ARTE Y DRAMA EN LA CUARTA CORRIDA DE FERIA

Texto y fotos: Juan José López Luna

Con tres cuartos de entrada, ambiente festivo y 3 toreros artistas, se dio la cuarta corrida de feria en la plaza La Luz, teniendo como resultado la salida a hombros del diestro español Alejandro Talavante, aunque le protestaron las orejas cortadas, momentos de drama cuando Octavio García El Payo sufrió espantosa cogida y saliera herido del ojo izquierdo por un pitonazo, mientras Diego Sanromán perdió trofeos por pinchar y se salvó de un grave percance durante faena infartante. El encierro feo y disparejo de hechuras y comportamientos.

                                             TALAVANTE ARTISTA, PERO SIN AMBICIÓN

El torero español Alejandro Talavante, regresó al coso leonés, creando expectación entre los taurinos, pero aunado a que su lote fue el anovillado y con poco juego en capotes y muleta, dio la impresión que aun le falta sitio en su regreso a los ruedos y sobre todo la ambición de seguir siendo una de las principales figuras españolas. Con su primero poco o nada pudo hacer y la gente tampoco le dio importancia por el tamaño del burel. El segundo de su lote provocó el rechazo del público por la falta de trapío, aunque éste tuvo más pases que su hermano, Talavante desgranó algo de su arte tanto en capote como en muleta, dejando plasmados pellizcos de torería, tandas por derecha e izquierda arrancaron los olés rematada la faena con manoletinas y una buena estocada, fueron suficientes para que se pidieran las 2 orejas como premio, sin embargo al recibirlas el torero, fue abroncado y se las dejó a un subalternos, dando vuelta triunfal, mientras al torito le dieron arrastre lento. Por percance de El Payo, tuvo que matar un tercer toro, siendo éste con más presencia y cara de eso, de toro, y aunque aquí los taurinos le dieron más valor a su faena, desde el capote los quites y remates y las buenas tandas de derechazos y naturales con aquellos adornos talavantinos, perdió trofeos por pinchar, saliendo al final a hombros de la plaza.

                                          EL PAYO SUFRIÓ HERIDA EN EL OJO POR UN PITONAZO

Octavio García El Payo, también venía causando expectación, por saber cómo iba su preparación para estar en Madrid, y los augurios no fueron del todo buenos, pues el toreo artista, templado y hasta agitanado del queretano, al menos en el único toro que pudo lidiar no aparecieron. El primero de su lote era anovillado y falto de trapío, pero entre chillidos de algunos, Octavio trató de agradarlos, toreando bien con el capote y con la muleta fue sobándolo, logrando hacerlo pasar el tandas de derechazos y naturales, aunque siempre el bicho salía con la cabeza alta y deslucido, pero la experiencia del torero fue mayor y pudo emocionar a los tendidos, pero tras montar la espada y dejarse ir despacito, el torito metió el pitón derecho debajo de la faja por el lado izquierdo de la cintura, siendo unos segundos de horror porque colgado le dio la vuelta completa de volantín, temiendose una tragedia, sin embargo el pitonazo ya se lo había dado en la zarandeada, la herida fue en la base de la nariz y nacimiento del ojo, produciendo sangrado y por lo cual fue atendido en la enfermería y posteriormente suturado en un hospital privado.

                                         SANROMÁN Y SU TOREO DE INFARTO

El torero queretano Diego Sanromán salió al ruedo leonés con la firme intención de ganarles la pelea a sus alternantes, por lo cual a su primero, el más toro, lo recibió de rodillas calentando el ambiente, después veroniqueó y pegó chicuelinas que le fueron coreadas, después con la muleta realizó 2 tandas por la derecha a su estilo, largos largos los pases, templados y muy estéticos, pero luego cambió por un toreo encimista y temerario, dejando que los pitones le tocaran la taleguilla y hasta el testuz, quedando él peligrosamente en medio de la cornamenta, provocando ansiedad y mucho miedo en la gente, la cual al ver que así se pasaba el toro por la faja y de nuevo los alardes de valiente y como si eso fuera poco , el torero se hincó para pegar una tanda de derechazos angustiosos y en uno de esos el toro se paró a medio viaje y embistió al diestro, milagrosamente el pitón derecho entró debajo de la chaquetilla y de la axila lo levantó por los aires, pensándose en una cornada, pero sólo fue el susto, cuando la gente casi infartada sacaba los pañuelos para premiarlo, Diego se dio a pinchar siendo sólo una vuelta el premio. Con el segundo, corrido en quinto lugar, Diego intentó triunfar pero aunque tuvo la faena pasajes muy toreros y valientes, no pudo lograrlo, dejando solamente plasmados momentos de torería y arte, matando mal de nuevo y fue obligado a dar la vuelta entre ovaciones.

Artículos relacionados

Siguenos

27,057FansMe gusta
61SeguidoresSeguir
294SeguidoresSeguir
3,297SeguidoresSeguir
17SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad -spot_img

Ultimas Noticias

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre su uso de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis. View more
Acepto
No Acepto